Siempre hay un momento en que el camino se bifurca, cada uno toma una dirección pensando que al final los caminos se volverán a unir. Desde tu camino ves a la otra persona cada vez más pequeña. No pasa nada, estamos hechos el uno para el otro, al final estará ella, pero al final solo ocurre una cosa, llega el puto invierno.
Tres metros sobre el cielo.

Porque …

Porque tengo pecas en mi nariz, mis arrugas son exactas a las de mi padre, con mis dedos e dibujado cada una de ellas en su cara y se como lucirán en la mía, pero a pesar de ello me gustan, y me gustan aun mas si le dan pie a mis grandes dientes para salir a escena en una sonrisa, porque mis orejas también son grandes y siempre las pongo tras mi cabello, porque ademas tengo ojos desteñidos, y piel pálida y un tanto aburrida, porque me gusta ser pequeña y balancear mis pies cuando me siento un lugar y no llegan a tocar el suelo, me dan esa sensación de que nunca envejeceré en alma, porque me gusta lo imperfecta que soy si cuando miro al espejo me encuentro conmigo y me puedo sonreír así… siempre soy feliz pero a veces lo soy mas! y que es la felicidad?, sino un manojo de momentos felices, porque estoy hecha de pedacitos de mi, de vida, de sueños, de perdidas, de derrotas, de amor, de risas, de recuerdos, de esperanzas, de fe, de Dios, de todo y de nada…!